San Buenaventura, Coahuila

San Buenaventura

Una Comunidad con Identidad, Costumbres y Tradiciones.

 

El Pueblo

 


Historia 

 


 

Personajes

 


 

Artesanías

 


 

Lugares

 


 Fotos

Antiguas 

 


 

Poesía

1, 2 y 3 

 


 

Tip del Día

 

 

 

Noticias Toros

 

 

Estadisticas del tiempo 2015-17

 

Clima Interactivo

 

HORA LOCAL / TEMP °F / °C

Tiempo/Hora Monclova

 

Historias de San Buenaventura.

 

1º Septiembre 1910-2017

Sociedad Mutualista "Melchor Ocampo"

 

107 años de Historia y convivencia

Texto original del libro

"San Buena; Estampas de mi tierra"

 

COMO NACIÓ LA SOCIEDAD MUTUALISTA “MELCHOR OCAMPO”

Este espíritu de progreso de los hombres de mi tierra es proverbial ¡ Son de una Decisión única. Se proponen hacer algo que sea en beneficio del pueblo y lo hacen cueste lo que cueste. Son de una iniciativa envidiable. Su tesonería es de la buena, porque siempre lleva un propósito noble y sano que redunda en beneficio de todos .

Basta la idea de un hombre de bien para que la obra se realice y a ella se unen todos los sambuenenses por que saben que se va buscando la prosperidad de los hijos de este solar.

 

Para que la actual generación y las futuras conozcan de cómo se formó la Sociedad Mutualista “Melchor Ocampo”, que el año de 1960 cumplió su cincuentenario, esa digna institución que ha agrupado para la fecha a los sambuenenses desde 1910 sin distinción de clases, ni banderías políticas, ni de creencias religiosas, que ha sido una madre amante y cariñosa que durante más de cincuenta años ha aliviado el dolor de cientos de sus afiliados porque ha llevado el auxilio oportuno para resolverles sus problemas personales y hogareños cuando los han necesitado.

 

Que quien fue el hombre que tuvo la idea de crear una sociedad mutualista?

Que cómo se inició ésta?

 

Vamos a decirlo y permítaseme que aclare que por tratarse de uno de mis familiares, DON MARIANO NEIRA ESQUIVEL, hermano de mi padre, no diré de él más que la verdad y solamente la VERDAD, pues soy enemigo de quemar incienso a propios y extraños.

 

 

UN BAILE HISTÓRICO EN SAN BUENA (1)

Era una tarde calurosa del mes de Agosto, el día 3, por más señas del año de 1910. ¡Faltaba un mes para celebrar los festejos patrios del Centenario de nuestra gloriosa Independencia!

 

La risueña plaza Zaragoza estaba inundada de trinos y de sol, el aire traía aromas de azucenas y rosas.

 

El viejo reloj de la parroquia hizo sonar sus lenguas de acero, cinco notas amables sonaron y sus ecos llegaron hasta las casas todas del pueblo de cuyas chimeneas salían los humos esparciendo olores a carne asada, a café u a las típicas tortillas de harina para la cena que se acercaba.

En uno de los andadores de la plaza sentados en una banca, se encontraban unos jóvenes en amena conversación: el ilustre y nunca bien llorado Maestro Aureliano Esquivel, recién egresado de la Escuela Normal de Saltillo, Manuel Flores García, también Profesor, y el inspirado compositor Sambuenense Sotero Hernández Menchaca –los dos primeros ya duermen el sueño eterno – y el ultimo vive actualmente en Wichita, Texas a donde emigró voluntariamente desde el año de 1913.

 

De pronto alguien de ellos –los tres sin duda estaban enamorados- dijo: Vamos a hacer un baile el 31. ¿Qué les parece?

 

-Magnífico aprobaron los otros dos. Tú, Sotero, te encargas de conseguir la casa de tu tío Mariano Neira, las sillas y la música, ya que eres”de la arma” y puedes conseguir que nos cobren más barato.

 

(1) Antes de esta junta que realmente fuera de sorpresa, varios Sambuenenses habían celebrado otra anteriormente con el mismo fin en la casa del Sr. Emilio Rodríguez Riojas en Venustiano Carranza y Puebla, el 28 de julio de ese mismo año de 1910, pero en el momento en que se iniciaban sus pláticas formales para la fundación de la mutualista, llegó la policía y la disolvió por órdenes del presidente Municipal, pues le habían llevado la noticia de que aquellos ciudadanos estaban conspirando para levantarse en armas en contra del Gobierno del Presidente Porfirio Díaz.

 

La invitación la haremos verbalmente asentó Flores García.

¡Aquellas invitaciones inolvidables, tan peculiares en esa época!.

Iban los comisionados con su mejor trajecito, casa por casa y hacían la invitación en esta forma, después de los saludos de costumbre, bien al jefe de familia si estaba presente, a la señora, la hermana o hermano mayor que los recibiera: La Comisión que “suscribe”, tiene el honor de invitar a usted y a su estimable familia al baile que tendrá lugar mañana a las 8 de la noche en la casa del señor... (en esta vez) Don Mariano Neira, anticipando a ustedes las gracias más expresivas por su asistencia.

Sotero dejó a la vecindad sin sillas en unas horas del día 31 en la mañana y fue la orquesta de Maximiano, José y Pablo Sifuentes en la que figuraban en esa ocasión Antonio Garza (Tirso) cornetista y Don Antonio Morales contrabajista, la que amenizó el baile.

 

El baile en esta vez fue por la tarde – costumbre muy popular entonces- y dio principio a las 4 (las 16 horas) con la jacarandosa polka –LA PULGA- original de Pablo Sifuentes.

 

El baile era encantador, la sala estaba llena de bellas muchachas, la orquesta se deshacía ejecutando aquellos ritmos tan simpáticos, bien un cadencioso valse, un complicado Shotis, un Two Step, una polca, una mazurca suave, lenta, de una melodía nostálgica que invitaba a decir frases exquisitas al oído de la bien amada o una danza triste, romántica, o para variar unas alegres y traviesas danzas calabaceadas, de cadena o una marcha como “lindas Mexicanas”, tan en boga en esos días.

 

Al terminar una “parada”, el jefe de la casa, Don Mariano Neira Esquivel, de pie en la puerta principal, con voz firme y sonora dijo, más o menos estas históricas palabras: “Distinguidas señoritas y estimables caballeros, os ruego por un momento su atención: Consultó su reloj y añadió: Las cinco en punto.

 

En esta hora solemne en que me dirijo a ustedes para poner a su aprobación una noble idea que he venido alimentando por mucho tiempo en mi cerebro y que he guardado en el fondo de mi corazón, la de formar en nuestro pueblo una sociedad mutualista que sea un lazo más de fraternidad entre nosotros los que amamos tanto a San Buena. (aplausos) Pongo en manos de ustedes esta mi hija espiritual y espero que sabrán crearla y hacerla grande y respetada. Al arrojar esta semilla del mutualismo en esta tierra sagrada, espero, y así lo pido a Dios, que ustedes sabrán cultivarla para hacerla que con el agua bendita de vuestra inteligencia y buena voluntad y que no la dejáis morir jamás ...”

 

Y no pudo más, porque las lágrimas brotaron de emoción por aquellos ojos buenos y humildes que un día se cerraron para siempre, víctimas de la traición de un infame. Fue uno de tantos mártires de la causa de la Revolución en nuestro amado pueblo! .

Y como dije al principio, en ese mismo momento después de los aplausos y felicitaciones para el Gran iniciador de la que ha sido la Institución Mutualista que tanto honra a San Buena, se procedió a nombrar Mesa Directiva y en una palabra a darle forma oficial a tan noble idea.

 

Antonio Sánchez Neira puso el nombre de “Melchor Ocampo”, el que se aceptó en medio de sonoros aplausos.

 

Fue el profesor Don Aureliano Esquivel quien formuló el acta constitutiva, la firmaron entre otros las siguientes personas: Mariano Neira Esquivel, Prof. Aureliano Esquivel, Sotero Hernández Menchaca, Manuel Aguilera, Mauricio Garza A., Francisco G. García, Jesús Cepeda, Jaime Menchaca Jr. Abraham Menchaca, Francisco Falcón Guajardo, Ramón F. Cerna, Anselmo Ramos, Julián Morales, Eugenio Sánchez, Eloy Garza, Jerónimo Morales, Ramón F. Cárdenas, Raymundo Romo, Luis F. Castellanos, Amado Campos, Isidro Castillo Ruiz, Ernesto Menchaca, Arnulfo Narváez, Marcelino Cárdenas, Jesús Ma. Charles, Francisco Ramírez, Nemesio Cárdenas, Rafael Molina, Marcos Cárdenas, Diego Campos Neira, Marcelo Prieto, Catarino González, Leonides Sánchez, Luis Rodríguez, Felipe González, Prof. Manuel Flores García y siguen más firmas.

 

El año de 1910 se fundó la Sociedad Mutualista “Melchor Ocampo”. En esta foto aparecen los socios fundadores. Esta noble institución es una de las decanas del mutualismo en México

 

La primera Mesa Directiva, quedó integrada de la manera siguiente: Presidente Eugenio Sánchez (2) Vicepresidente Julián Morales: Secretario Prof. Aureliano Esquivel; Pro-Secretario, Prof. Manuel Flores García; Tesorero, Mariano Neira Esquivel; Primer Vocal, Abraham Menchaca G.; Segundo Vocal, Ramón F, Cárdenas; y Tercer Vocal, Jaime Menchaca hijo.

 

No quiero cerrar esta “Estampa” que tiene un gran significado histórico para San Buena y en particular para la Sociedad Mutualista ”Melchor Ocampo” sin dejar asentado algunos nombres de la encantadora concurrencia femenina ! tan entusiasta¡ que con su presencia enmarcó dentro de un ambiente de belleza y juventud, de optimismo y amor al terruño, esa efemérides que habla de perdurar eternamente entre los grandes sucesos de San Buena.

 

He aquí su nombres: SEÑORITAS: Isabel, Celia y Felipita Neira Hernández, María y Leonor Hernández, Cleotilde y Zapopan García, Leonor Menchaca, Dorotea Garza, Leonor María y Jesusita Narváez, Felicitas y Luz Campos, Ramona Sánchez Reyes, Elisa y Altagracia Falcón, Andrea Morales, Marcela y Estefanía Molina, Nela Garza, Nereida Cantú, Catalina Rivera, Agustina y María Rivera, Elvira Samaniego, Altagracia González, Carolina Lozano, María de Jesús (Chucha) y Rosa Adán, Julia Campos y Feliciana Campos W., Teresita Campos, Matilde y Adelaida Charles, Toña De la Fuente, Juanita Jiménez, Adelina Menchaca, Virginia y Pepa Prieto, Victoria Cárdenas, Isabel y Carlota Cossío, María y Mela (Manuelita) Campos, Rosa Gutiérrez y Adelina Garza y María Ramos.

 

Así nació esta noble institución que es una de las pioneras del mutualismo en México, ya que lleva cumplido su primer cincuentenario con otras como la Obreros del Progreso de Saltillo que cumplió 53 años el 4 de marzo de 1961; el Círculo Mercantil Mutualista de Monterrey que el primero de junio del 61 cumplió sesenta años; la sociedad Mutualista “Ildefonso Fuentes”, de Monclova que se fundo el 9 de junio de 1889; la “Zarco de Artesanos”, de Saltillo que se fundó el año de 1863 y otras dos más, una de Sinaloa y otra de Veracruz, que según me informa el buen amigo Pedro Vela Rodríguez, actual Administrador del Círculo Mercantil Mutualista de Monterrey.

Se ha honrado la memoria de Don Mariano Neira fijando el 31 de agosto de 1960, una placa en la casa que era de su propiedad y que fue la cuna de la Sociedad Mutualista “Melchor Ocampo, nidal de hombres fuertes, crisol donde se han fundido los más caros anhelos de los hijos de esta tierra para cristalizar en la más bella de las realidades.

 

El Año de 1911 la Soc. Mutualista “Melchor Ocampo” formó este cuadro artístico que presentaba dramas, comedias y festivales para allegar fondos para la propia sociedad. De izquierda a derecha sentados. Prof. Diego de V. Campos, Celia Neira, Catalina Rivera, Andrea Morales, Emiliano Villarreal, de pie, izquierda a derecha: Profr. Silvestre Flores, Ramón F. Cárdenas, Profr. Jesús Garza Castellanos (apuntador), Miguel Gutiérrez Díaz, Director de escena; Gerónimo Sandoval, Profr. Antonio Sánchez Neira y Profesor Manuel Flores García.

 

 

(2) El Sr. Don Eugenio Sánchez, desempeñó el cargo de presidente por muy breves días, pues, por equis circunstancias hubo de renunciar y se designó al Sr. Don Miguel Gutiérrez Díaz, quien fungió en la Presidencia durante el resto del primer período que marcan los estatutos, o sea un año

 

 

 

 

Me gustaría tu opinión acerca del  sitio Web. enviándome  tus comentarios al correo   horacio.dmz@gmail.com

 

© Creador de la página  Horacio Domínguez Lara 

Since July 22, 2000,  last revised March/07/2017

Los Toros


 

El Fútbol


 

Las Ferias de 14 de julio


 

La Música

 


Tiro con Arco

 


 

Enlaces


 

Directorio


 

Genealogía


Junta Patrimonio Cultural


Leyendas