San Buenaventura, Coahuila

Ciudad de San Buenaventura

Una Comunidad con Identidad, Costumbres y Tradiciones.

 

El Pueblo

 


Historia 

 


 

Personajes

 


 

Artesanías

 


 

Lugares

 


 Fotos

Antiguas 

 


 

Poesía

1, 2 y 3 

 


 

Tip del Día

 

 

 

Noticias Toros

 

 

Estadisticas del tiempo 2015-17

 

HORA LOCAL / TEMP °F / °C

Tiempo/Hora Monclova

 

Historia de San Buenaventura.

Origen del nombre, festejo, sus misiones, El pueblo, la Villa, la Ciudad y sus Fundadores

 

Origen del nombre.

El nombre de nuestro pueblo es en honor al santo italiano Fray San Buenaventura (1221 -1274) quien perteneció a la orden de los frailes franciscanos. El origen del nombre viene dado desde la fundación de una de las primeras misiones evangelizadoras por parte de los frailes franciscanos dirigidos por Fray Juan Larios un 14 de julio de 1674 en el paraje denominado de las Cuatro Ciénegas (hoy Cuatro Ciénegas de Carranza, Coah.), por los humildes frailes franciscanos, Fray Manuel de la Cruz, Fray Juan Barrera (o Barreiro) y Fray Francisco Peñasco de Lozano, llamando a ésta misión como San Buenaventura de las Cuatro Ciénegas, nombre que fue pasando a otros asentamientos regionales hasta llegar al que ocupa la villa y pueblo de San Buenaventura, Coahuila.

Su festejo es el 14 o 15 de julio

San Buenaventura fue suscrito entre los principales Doctores de la Iglesia por el Papa Sixto V, el 14 de marzo de 1587. Su fiesta se celebra el 14 de julio. (Sin embargo en la reforma del santoral llevada a cabo por el Papa Pablo VI en 1969, se traslada al 15 de julio), sin embargo se hace referencia que cada comunidad puede seguir festejando el día que por tradición cuando fue instituido.

Primera Fundación.

A finales del año 1673 los religiosos Fray Esteban Martínez, Fray Manuel de la Cruz y un hermano novicio llamado Fray Juan Barrera parten de la ciudad de Guadalajara rumbo a Zacatecas en una misión para auxiliar al padre Fray Juan Larios en la evangelización de Coahuila y que había emprendido unos meses atrás, a esta misión se le une en el mineral de Mapimí Fray Francisco Peñasco de Lozano, en su jornada de camino entran en lo que antiguamente le llamaban camino de "Coaguyla", por el rumbo de Parras guiados éstos por unos indios nombrados los Coahuilos.

Al pasar por un hermoso cañón donde se asentaban los indios Joras (Como a 20 Leguas de la Villa de Nueva Almadén - hoy Monclova), arribaron a un extenso valle con muchas ciénegas de donde brotaba el agua limpia y en abundancia, encontraron muchas enramadas y vid silvestre. En esas ciénegas existían algunas tribus de indios esparcidos por esta comarca y que se hacían llamar “Los Salineros”, la caza y la pesca era la base de su alimentación que era abundante en esta microregión.

Al ver los misioneros que esas naciones o tribus de indios algunas eran dóciles y benévolos para ser evangelizados al cristianismo, el padre Fray Manuel de la Cruz los congrega y exhorta a integrar una misión con las tribus llamadas: Bauzarigames, Contótores y Cabezas, a esta misión la llamó San Buenaventura de las Cuatro Ciénegas esto ocurría precisamente un 14 de julio de 1674 (Día del Santo San Buenaventura). Siendo este el origen del nombre de nuestro pueblo.

Meses más tarde esta primera misión va a ser destruida debido a las constantes hostilidades que había entre los indios; Cabezas, Contótores y Bauzarigames con los indios Tobosos, y es trasladada temporalmente por el misionero Fr. Martín Bonal a la parte sur de la llamada “Boca de los Nadadores”

Segunda Fundación.

Ya en su nuevo asentamiento se originó una sangrienta guerra entre los mismos indios bauzarigames en contra de los Contótores y los Cabezas. En ésta los bauzarigames sometieron a las 2 tribus al grado de que al verse rendidos tomaron como refugio las habitaciones donde habitaban los misioneros quienes los defendieron exponiendo sus vidas. Al día siguiente que se habían retirado los bauzarigames, los Cabeza y los Contótores los siguieron para enfrentarlos en una batalla que duro de sol a sol, y en donde quedaron prácticamente exterminados los Contótores y solo sobrevivieron algunos de los indios Cabezas.

Tercera Misión.

Debieron de pasar varios años para que en el año de 1982 Fray Martín Ponce realiza nuevamente el repueblo de la misión, ya en el Valle de los Nadadores por el lado norte de la Boca de los Nadadores en un lugar llamado “La Laja” , ahora solamente con indios tranquilos como lo eran los indios Tocas y Colorados, a esta nueva Misión se le siguió llamando San Buenaventura, y solo se le agrego el de sus habitantes “Los Colorados” (San Buenaventura de los Colorados)

Cuarta Fundación

Años más tarde (1692) Siendo Gobernador de Coahuila y Texas D. Diego Ramón visita los asentamientos que se localizaban desde Monclova a la “Boca de los Nadadores” con el propósito de ir a dar la nueva posesión para el repueblo de los indios Colorados que se encontraban junto a “La Laja” los cuales a través de su misionero habían pedido ser reubicados, ya que no estaban conformes en ese punto por la vecindad con los indios Contótores con los cuales tenían viejas rencillas, y que suplicaban se les trasladase a un lugar hacia el norte que ya habían reconocido y que se encontraba como a legua y media de la misión de Santa Rosa de los Nadadores río abajo, sobre el río Salado (Nadadores), muy cerca de un gran ojo de agua, donde les parecía que las tierras eran laborables y donde también les parecía muy fácil para sacar una toma de agua del propio río para realizar sus cultivos.

Aceptada la solicitud por el Sr. Gobernador Diego Ramón, pasaron al lugar mencionado ese mismo día con sus asistencias, el misionero que había solicitado Fray Bernardo de Rojas y un grupo de los indios Colorados, una vez allí les dio posesión de las tierras y aguas, proveyéndoles por la franja izquierda río abajo del río Nadadores. A este nuevo asentamiento se le hizo llamar San Buenaventura de la Consolación.

Esta misión tuvo poco éxito; debido a lo salitroso del terreno donde habían fincado sus fábricas o casas, y que día a día iban perjudicando sus fincas, además de que el terreno por su estructura arcillosa no se prestaba para la agricultura, particularmente en época de lluvias que inundaba sus caseríos.

De 1700 a 1713 es una etapa muy difícil para ésta misión, ya que se acrecentaron los ataques de los indios, particularmente los llamados; Tripas Blancas, bauzarigames, Tobosos y otras tribus aliadas, quienes cometían constantes depredaciones a sus propiedades y sus habitantes. Por lo que los escasos pobladores debieron de abandonar la misión en 1713 en que es arrasada la misión por la tribu tripas blancas..

Una forma para repoblar estas devastadas misiones, fue la de solicitar un reclutamiento voluntario entre los tlaxcaltecas de San Esteban de Saltillo, mismos que ya habían ayudando a trasladar a las familias de emigrantes de las Islas Canarias (Tenerife) para la colonización de Texas (San Antonio, Los Adaes y la Bahía). Y considerando que si a los emigrantes Canarios se les había recompensado por colonizar Texas, el Gobernador De Sandoval ofrece también para esta ocupación:

“50 pesos a cada uno de los pobladores de San Esteban que este dispuesto a poblar en San Buenaventura de los Nadadores”

 

Quinta Fundación

El 3 de noviembre de 1735 se le hacen saber al Arzobispo-Virrey D. Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta del total abandono en que se encuentra la misión de San Buenaventura, ordenando de inmediato que familias de indios naturales de la misión de Santiago de Valladares (cerca de Candela, Coahuila) y de Boca de Leones (Hoy Villaldama, N. L.) debieran pasar a repoblar la misión, a esta nueva misión se le hizo llamar San Buenaventura de Vizarrón.

Y es hasta un año después en febrero de 1736 cuando llegan a su destino las 15 familias procedentes de Santiago de Valladares quienes se presentaban acompañadas por Fray Bernardo de Aguilar, y es él mismo quien da posesión jurídica y eclesiástica, dejando como encargado a Fray Ignacio Enríquez del Castillo para que doctrinara a los nuevos repobladores y les administrara los auxilios espirituales. Fray Ignacio de inmediato emprende una gran cruzada de trabajo, dedicándose a reparar el convento y las celdas, poniendo en buenas condiciones unos cuantos días la abandonada capilla al servicio doctrinal. Por su parte los nuevos pobladores se dedicaron igualmente a reparar las viviendas que antiguamente fueron de los indios Colorados y ponerlas en condiciones de ser habitadas; dieron limpieza a la antigua acequia, desmontaron y prepararon las tierras para el cultivo de granos básicos en el próximo ciclo agrícola, con muy buenos resultados.

El Pueblo

Con fecha 5 de noviembre de 1747 el Virrey D. Juan Francisco de Güemez y Horcasitas Conde de Revillagigedo, envía un comunicado a D, Pedro de Rábago y Terán Gobernador y Teniente de Capitán General de Coahuila, relacionado con el repueblo de la abandonada misión de San Buenaventura, con familias de la Capital del Estado de Coahuila y Texas ( Santiago de la Monclova) que no contasen con tierras propias y se comprometieran no solo a cultivarlas, sino a pagar a los indios la cosecha y bienes.

Del 28 de mayo al 1 de junio de 1748, quedaron los señalamientos definitivos de como estarían fincados los solares del pueblo, entre los que estaban incluidos: solares para una plaza, una iglesia, viviendas, sacas, casa de gobierno, huertos y labores para todas estas familias, que sumaban un total de 158 personas y en conjunto se les adjudicaron; 87 caballerías de tierra de pan llevar, 36 solares y sus respectivas sacas de agua para su riego.

La Villa

El 6 de marzo de 1785 siendo Gobernador D. Pedro Tueros realiza un reconocimiento por esta región visitando nuestro pueblo que entonces se llamaba San Buenaventura de Nuestra Señora de Guadalupe de Horcasitas, con el propósito de constatar personalmente cual había sido el avance y bienestar de sus pobladores desde el corto período de su fundación a esa fecha (37 años). Y cual seria su sorpresa que al observar el progreso y gran empuje económico que en pocos años había logrado esta comunidad, le concede de inmediato la categoría de villa con el nombre simplemente de la villa de San Buenaventura del Valle de los Nadadores.

La Ciudad

En sesión solemne programada para el viernes 3 de marzo de 2017, los tres poderes de gobierno del Estado de Coahuila denominarán oficialmente el nombramiento de ciudad a San Buenaventura, destacando que el gobernador Rubén Moreira Valdez estará presente para realizar dicha distinción.

El acuerdo correspondiente ya fue emitido por la legislatura local, estableciendo el viernes 3 de marzo como fecha para celebrar la reunión que será encabezada por el gobernador Rubén Moreira Valdez, acompañado por los diputados locales y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, Myriam Cárdenas Cantú.

El solemne acto tendrá como escenario el Auditorio Municipal Cuauhtémoc Cortés Vázquez, faltando solamente por definir el horario.

La elevación de San Buenaventura a rango de ciudad, se dará tras comprobar que el municipio reúne los requisitos en cuanto al número de pobladores, características urbanas, actividad económica y comercial, servicios de infraestructura urbana y demás.

El otro nombre.

Como dato adicional de referencia al nombre del municipio, el 21 de marzo de 1906 en conmemoración del primer centenario del Nacimiento del Lic. D. Benito Juárez García en la Plaza de armas “Miguel Hidalgo” se celebra un festejo para develar un busto del benemérito de la Américas .

En este mismo acto se da lectura a un decreto del gobierno de Porfirio Díaz Mori, en el cual es cambiado el nombre de la villa San Buenaventura, por el nombre de “Municipio libre y soberano de Nicolás Bravo” (Héroe independentista).

Este nombre que nunca fue aceptado por la comunidad, dado los acontecimientos y el descontento en esta región hacia la dictadura porfirista, hecho que años más tarde vendría a desembocar en el levantamiento Revolucionario de 1910 donde participaron muchos de nuestros paisanos.

Por cierto este decreto jamás fue abolido.

Es de apreciar la sencillez de los samboneses de esa época, en que al acto cívico del centenario y cambio de nombre de la población se le dio poca importancia, resaltando de más relevancia la siembra de un sabino (frente a la presidencia municipal) por el entonces presidente municipal D. Epigmenio Cadena como símbolo de fortaleza y sabiduría para las futuras generaciones.

Sus Fundadores

Los nombres de los fundadores del pueblo de San Buenaventura Fueron:

1.- Manuel Flores de Valdés, 2.- Joseph Plácido Flores, 3.- Juan Ignacio de Castilla y Riojas, 4.- Manuel Andrés del Moral y Seballos, 5.- Sra. Xabiera Ramón, 6.- Fernando Tijerina, 7.- Bernardo de Cepeda, 8.- José Conti, 9.- Joseph Garcia, 10.- Pedro Ramón, 11.- Joseph Menchaca Baesa, 12.- Pedro de Hoyos, 13.- Sra. Maria Guadalupe Flores, 14.- José Tijerina, 15.- José de Umeda y Bernal, 16.- Juan Antonio De la Cerda, 17.- Sra. Maria Guadalupe Quintana, 18.- Cristóbal Menchaca, 19.- Francisco Xabier Maldonado, 20.- Manuel de Hoyos, 21.- Sra. Isabel Menchaca, 22.- Miguel de Hoyos, 23.- Cristóbal Garcia, 24.- Onofre Guerrero, 25.- Alejandro Falcón, 26.- Pablo González, 27.- Manuel Maldonado, 28.- Joseph Falcón, 29.- Sra. Leonor Menchaca, 30.- Manuel Rodriguez y 31.- Juan Antonio Garcia

A quienes gracias a la constancia, arduo trabajo y sacrificio de estas familias finalmente queda fundado el pueblo en el lugar en que actualmente conocemos a nuestro municipio.

 

Me gustaría tu opinión acerca del  sitio Web. enviándome  tus comentarios al correo   horacio.dmz@gmail.com

 

© Creador de la página  Horacio Domínguez Lara 

Since July 22, 2000,  last revised Februay/07/2017

Los Toros


 

El Fútbol


 

Las Ferias de 14 de julio


 

La Música

 


Tiro con Arco

 


 

Enlaces


 

Directorio


 

Genealogía


Junta Patrimonio Cultural


Leyendas