Al Inicio

 

Lugares para visitar

 

La Alameda Juárez.

 

Origen de la Alameda

En 2 de febrero de 1794 que practicó su visita el Sr. gobernador don Antonio Cordero y Bustamante demarcó una gran avenida que denominó “Alameda Carlos V” y nombró alcalde de primer voto al capitán don Ignacio Santos Coy; de segundo a don José Miguel Falcón y de síndico a don Antonio Menchaca de teniente de alcalde mayor continuó electo el año anterior: Don Antonio Rivas.

Hay además otros paseos públicos dignos de mencionarse: La “Alameda” gran parque formado por el gobernador Cordero con álamos blancos (popullus alba) que por falta de atención y cuidado se destruyó por completo; fue plantada el año de 1887 álamos, sin que se lograra nada de bueno, dando al fin el mismo resultado que la primera plantación; y últimamente en 1905 siendo presidente municipal don Mariano Zertuche se hizo la nueva y actual plantación con fresnos mandados traer del valle de San Bartolo que no se han alimentado bien en nuestro territorio.

Tiene una estatua en la plazoleta que hace continuación a la gran Alameda y que se erigió en conmemoración del centenario del natalicio de don Benito Juárez. Es un gran busto de bronce que tiene mucho parecido con el reformador inmaculado, descansando en una primorosa columna de granito rojo labrada en San Luis Potosí.

La Alameda en el año de 1906

Las otras Plazuelas.

Las plazas Juárez y Valenzuela son también bonitas y graciosos bosques o parquecitos que con un poco más de atención y cultivo llegarían a ser otros tantos centros de reunión que con frecuencia visitaría nuestro bello sexo amante como lo es, de los paseos y de las flores. Hay otro parque; el Centenario, que aún que en embrión le espera un porvenir risueño si se le atiende debidamente.(Historia de San Buenaventura  del Dr. Regino Fausto Ramón Cantú)

 

La Calle Real o Camino real a un lado de la Alameda.

La caravana tomaba por la “Calle Real” (Hidalgo) para continuar por la Alameda Juárez, pasa por el Puente Viejo, El Panteón...y ¡Hasta la Estación Monclova!

Los vehículos eran de varios tipos; desde el coche de dos caballos, hasta el carretón de dos ruedas tirado por una o dos mulas; y además, guayines (carromatos) tirados por cuatro bestias; vogues, “tartanas”, “caruchas”, expresitos”, “Jardineras”, y algunos señores iban montando magníficos caballos.

Desde la Alameda, las muchachas y los jóvenes comenzaban a cantar en coro aquellas inolvidables canciones: “Pregúntale a las Estrellas por si la Noche me ven llorar”, “Acaso Vuelvan las Mariposas- que aquí en mi tierra vine a encontrar”, “Reír cuando se tiene el corazón herido”... sin faltar “Olas que el Viento Arrastra” y “Sobre las Olas”, en las tomaban parte las señoras y hasta las ancianas que ¡Nomás esto faltaba!...¡También sabían cantar!. (San Buena Estampas de mi tierra de Manuel Neira Barragán).

La Alameda, tranquilo paseo familiar y un trote agotador para deportistas

 

Busto del Lic. Benito Juárez, resguardado en sus laterales por los leones donados por el Gobernador Bruno Neira González (originario de San Buena).

 

 


Me gustaría tu opinión acerca del  sitio Web. enviándome  tus comentarios al correo   horacio.dmz@gmail.com

© Creador de la página  Horacio Domínguez Lara 

Since July 22, 2000,  last revised 2/05/2010